Hola, ¿necesitas un poco de ayuda?

Con apoyo psicológico puedes alcanzar tus metas

Psicóloga en Cádiz y Online 

Consulta presencial

En la Clínica San Rafael, en el Centro Médico Veedor o en la Avenida Cayetano del Toro 10 en Cádiz

Consulta por videoconferencia

La mejor opción si vives fuera de Cádiz, estás de viaje o no te viene bien pasar por la consulta

¿En qué puedo ayudarte?

Depresión y bajo estado de ánimo Deja de ver todo un poco gris. Recupera las ganas de hacer cosas, de salir con tu pareja y amigos, de trabajar, de reír; en definitiva, vuelve a disfrutar de la vida. Se puede.

Estrés y ansiedad No dejes que determinadas situaciones te provoquen una tensión interior que escape a tu control. Aprende a gestionar esa tensión  y afrontar mejor los problemas que la generan.

Fobias Evita que el miedo irracional a determinas situaciones, actividades, objetos o animales te complique demasiado la vida.

Obsesiones Domina esos pensamientos intrusos y rituales absurdos que con demasiada frecuencia vuelven a ti sin que los hayas llamado. Puedes ser el jefe de tu mente.

Timidez y déficit de habilidades sociales Gana seguridad en ti mismo y aprende a relacionarte mejor con los demás. Te beneficiará a nivel laboral y personal; sin olvidar que tu familia y amigos también te lo agradecerán.

Problemas de alimentación No todos los problemas relacionados con la alimentación son anorexia o bulimia (que, por supuesto, suelen requerir ayuda psicológica). También te recomiendo que vengas a consulta si sientes que te preocupas demasiado por tu peso y por comer sano; o en el lado opuesto, no puedes evitar comer mucho y mal, incluso teniendo un estado de salud mejorable. Son problemas que conviene atajar, aunque en principio no parezcan muy graves.

Bajo rendimiento escolar Tu hijo es la primera persona que sufre cuando tiene dificultades para aprender, incluso cuando pueda parecer que no le importa demasiado. Para resolver estos problemas de la mejor forma posible resulta fundamental identificar las causas (que pueden ser muy diversas: deficiencias propias del niño, método de enseñanza mal ajustado a sus necesidades, problemas con los amigos o compañeros de clase, etc.) y tratarlas de forma específica.

Problemas entre padres e hijos Mejora la relación que tienes con tu hijo sin perder la autoridad que debes mantener como padre o madre. Aprende a comunicarte mejor con él, conseguir que confíe en ti y lograr que te respete tanto a ti, como a los límites y las normas que establezcas.

Problemas de conducta Si tu hijo es agresivo y egoísta, no respeta a los demás y se salta las normas básicas de convivencia, es probable que le espere un futuro complicado tanto a nivel personal como laboral. Dentro de unos años te agradecerá que ahora le corrijas estos comportamientos.

Adicciones a las nuevas tecnologías Evita que tu hijo se aísle, salga muy poco con los amigos o no estudie lo que debe por estar demasiado tiempo en el ordenador, con el móvil o jugando a la consola.

Miedos infantiles Tener miedos forma parte del proceso evolutivo de los niños. Les ayuda a protegerse y adaptarse al mundo que les rodea. Pero si a tu hijo le generan demasiada ansiedad o mantiene algunos que no son propios de su edad, puede que necesite ayuda psicológica.

Acoso Las situaciones de acoso son tan angustiosas como inadmisibles. Independientemente de que se den en el colegio, la calle o las redes sociales, hay que actuar desde el primer momento siguiendo una estrategia global que abarque desde la atención psicológica del afectado hasta las distintas medidas informativas y legales a tomar.

Otros problemas tratados en consulta Ataques de pánico, crisis de identidad, conflictos laborales, problemas de agresividad, educación para la salud, etc.

El cerebro puede tener lesiones y problemas de funcionamiento como consecuencia de traumatismos (en accidentes de tráfico, caídas, agresiones), accidentes cerebrovasculares (ictus: infartos y hemorragias cerebrales), enfermedades degenerativas (Alzheimer, Parkinson, demencias), anoxia cerebral (falta de oxígeno por ahogamiento o intoxicación con monóxido de carbono), consumo de sustancias tóxicas (drogas, fármacos, alcohol), infecciones, tumores, epilepsia, diabetes, esclerosis múltiple y otras enfermedades.

La vida cotidiana de una familia puede verse profundamente alterada cuando uno de sus miembros sufre algún tipo de daño cerebral. Es posible que el afectado padezca problemas difíciles de afrontar como los siguientes:

Secuelas físicas y problemas de comunicación Dificultades en el habla, pérdida total o parcial de algún sentido (como la vista) o de la movilidad de una o varias extremidades, que hacen que el afectado pierda su independencia y requiera de una atención continuada.

Trastornos Cognitivos Problemas de memoria y dificultades a la hora de razonar, prestar atención o concentrarse.

Trastornos de la conducta Son los que afectan más directamente a la convivencia familiar. A veces el paciente se muestra excesivamente irritable, agresivo, infantil o tiene comportamientos extraños.

Trastornos emocionales Ansiedad, depresión, aislamiento social. Pueden aparecer cuando el enfermo comienza a ser consciente de su situación y de lo que supone tanto para él como su familia.

Tratamiento Cuanto antes se aborde el problema, mejores serán los resultados. En primer lugar es necesario diagnosticar y evaluar la situación del paciente y a partir de ahí proponer tratamientos y programas de rehabilitación personalizados.

El objetivo principal será la recuperación del afectado para que pueda volver a su vida habitual; y si esto no es posible, enseñarle estrategias para que se sienta mejor, sea menos dependiente y prevenir/retrasar el deterioro físico y cognitivo que podría sufrir con el paso del tiempo. Además conviene formar a familiares y cuidadores para que afronten mejor las posibles dificultades del día a día y ayuden a que los tratamientos resulten más efectivos.

Otros problemas que suelen requerir ayuda neuropsicológica:

Alteraciones pediátricas (problemas de aprendizaje, retrasos en la maduración y desarrollo del niño), retraso mental en adultos, evaluación de la inteligencia, elaboración de programas para mejorar el rendimiento cognitivo, etc.

Programa de Técnicas de Estudio y Estrategias de Aprendizaje

El Programa de Técnicas de Estudio y Estrategias de Aprendizaje del Instituto Pascal te ofrece el Método de estudio necesario para aprender de una manera efectiva y lograr mejores resultados en tus estudios. Es un Método completo y eficaz que te ayudará a trabajar con confianza para lograr el éxito y ser un alumno competente en Metodología de Estudio.

Tiene una duración de 24 horas, para alumnos/as de ESO, Bachillerato, universitarios, opositores y adultos en general, y 20 horas para alumnos/as de 4º, 5º y 6º de Primaria. Las últimas 4 horas son de aplicación práctica del Método de estudio a los materiales del alumno.

Durante el Programa Intensivo de Técnicas de Estudio se trabaja de manera práctica para conseguir un buen tratamiento de la información, basado en el análisis y síntesis de la misma realizado con rigor y entrenamiento, y en una planificación del tiempo acorde con nuestras circunstancias y objetivos. Los alumnos/as aprenden a utilizar diferentes técnicas de memorización apropiadas para cada tipo de concepto.

Las sesiones de trabajo están estructuradas en forma de clases presenciales, con un enfoque cognitivo-conductual y orientado hacia un aprendizaje práctico de las Técnicas de Estudio, desarrollando y mejorando las habilidades personales y la autonomía como estudiante.

También tenemos en cuenta factores fundamentales como la motivación, la autoestima, la autoconfianza o el planteamiento de objetivos concretos y realistas. Muchas veces los estudiantes necesitan conocer sus verdaderas cualidades y saber que serán capaces de afrontar cualquier tarea que se propongan si utilizan los medios adecuados.

El Programa de Pascal de Técnicas de Estudio y Estrategias de Aprendizaje se desarrolla teniendo en cuenta las características propias de cada nivel al que va dirigido, incidiendo en cada caso en las necesidades propias de cada etapa educativa pero conservando siempre la estructura y los contenidos que lo caracterizan.

Educación Primaria. Para alumnos/as de 4º, 5º y 6º de Primaria.

Nivel Inicial. Dirigido a alumnos/as de 1º a 4º de ESO, con quienes trabajamos de forma especial los siguientes aspectos:

  • adquisición del hábito de estudio. Fomento de la autonomía, el autocontrol y la motivación;
  • introducción y práctica del proceso de tratamiento de la información;
  • organización y planificación equilibrada del tiempo dedicado al estudio y al ocio;
  • organización y planificación equilibrada del tiempo dedicado al estudio y al ocio;

Nivel Avanzado. Para alumnos/as de Bachillerato, Ciclos Formativos, universitarios y profesionales. Profundizamos en:

  • la planificación a largo plazo, para poder llevar a cabo un procesamiento óptimo de amplios volúmenes de información;
  • conocer los factores que inciden en el autocontrol y la concentración, para poder aprender a controlarlos y alcanzar un aprovechamiento óptimo del tiempo de trabajo;
  • la práctica y el perfeccionamiento del proceso de tratamiento de la información.

Técnicas de Estudio para opositores. Para las personas que están optando a una plaza de empleo público, hemos desarrollado un programa diferenciado del resto, teniendo en cuenta sus características específicas.

Programa “Aprendo a pensar”

El Programa Aprendo a Pensar es un Proyecto Educativo destinado al desarrollo y mejora de la inteligencia, que enseña a los alumnos/as de Educación Primaria las estrategias necesarias para aprender a Aprender y a Pensar.

El Programa combina tres dimensiones básicas del aprendizaje:

  • Las habilidades de pensamiento.
  • Las estrategias de aprendizaje.
  • Los tipos de contenidos escolares.

Se enseña al alumno/a a utilizar las estrategias de aprendizaje en función de las habilidades de pensamiento que debe desarrollar según su edad, el tipo de contenido que tiene que aprender y sus objetivos de aprendizaje.

Las ventajas de Aprendo a Pensar frente a otros programas con objetivos similares se resumen en:

  • Enseñar a los alumnos/as a utilizar estrategias de aprendizaje aplicadas a contenidos curriculares.
  • Se trabaja con un material didáctico que favorece la generalización a otros ámbitos no estrictamente escolares.
  • Las actividades están diseñadas para fomentar en el alumno/a la sistematización del trabajo intelectual, de modo que el niño/a planifica, regula y evalúa su propio trabajo.
  • Es flexible y abierto, permitiendo al profesor adaptar las actividades a las necesidades del grupo.
  • Las actividades se han diseñado partiendo de las habilidades que el niño/a ha de desarrollar según su nivel y edad.
  • Trabaja bajo principios de aprendizaje constructivista.

El Programa Aprendo a Pensar ha sido elaborado por un equipo de profesores, psicólogos y pedagogos especializados en Educación Primaria. Parte del Proyecto Curricular sobre Estrategias de Aprendizaje (PROCESA-PASCAL), en el que se determina qué estrategias de aprendizaje hay que enseñar en cada nivel educativo y cómo llevarlo a la práctica.

El Programa Aprendo a Pensar tiene como finalidad enseñar a los alumnos/as a ser ESTRATÉGICOS en su aprendizaje. Es decir, a:

  • Planificar su acción.
  • Pensar en cada momento qué tienen que conseguir, y los pasos que han de dar para alcanzarlo.
  • Comprobar, a medida que van desarrollando su tarea, si la están realizando correctamente.
  • Evaluar si el proceso que han seguido es el correcto, si han dado todos los pasos de forma adecuada y si el resultado final es el apropiado.

En suma, se enseña al niño/a a aprender de manera comprensiva, significativa y profunda los contenidos escolares, facilitando la generalización en los diferentes ámbitos de su vida.

Programa de Animación a la Lectura

Lectura y escritura son ejes fundamentales del sistema educativo. Prácticamente toda la actividad académica requiere lectura.

Su aprendizaje no es sólo algo instrumental y mecánico, es igualmente importante sentar las bases y procesos de comprensión lectora.

El objetivo de aprendizaje de la lectura es conseguir que el niño/a sea capaz de extraer el sentido de lo que lee e incorporar la nueva información a su sistema cognitivo de forma clara, ordenada y relacional. Además, conseguir que la lectura sea un hábito y un ejercicio ameno para el estudiante es tarea fundamental y una garantía de que el niño/a conseguirá formarse, tanto a nivel académico como personal.

El Programa de Animación a la Lectura y Comprensión Lectora creado por el Instituto Pascal trabaja estos objetivos a través de la estimulación de los procesos que intervienen en la lectura y su comprensión, sin descuidar los aspectos motivacionales.

El Programa se basa en la fundamentación teórica de los procesos cognitivos y factores que intervienen en la comprensión lectora, así como en las bases para la mejora de la motivación y la atención, respetando el proceder pedagógico más indicado para cada edad.

Los objetivos que persigue el Programa se resumen en:

  • Mejorar la compresión lectora en todas sus dimensiones: literal, inferencial, crítica, etc.
  • Facilitar el acceso a la lectura de cara al trabajo académico.
  • Motivar hacia la lectura, entendiéndola no sólo como un medio de acceso a nuevos conocimientos, sino como una herramienta de ocio y disfrute en sí misma.
  • Que el alumno/a asocie la lectura con todos los ámbitos vitales, entendiendo su utilidad como herramienta básica de desarrollo personal.
  • Promover la creatividad.
  • Promover el razonamiento y la comprensión verbal.

Programa de Lectura Rápida y Eficaz

El Programa de Lectura Rápida y Eficaz es una herramienta que te ofrece los conocimientos necesarios para aprender de una forma efectiva las habilidades, técnicas y hábitos necesarios para mejorar la velocidad y la comprensión lectora.

Está dirigido a aquellas personas que necesiten trabajar con contenidos de lectura muy extensos y deseen duplicar fácilmente, y hasta triplicar, su velocidad lectora y su comprensión textual.

El objetivo de este programa es lograr que los alumnos/as sepan identificar qué deben hacer, y cómo, para obtener un mayor rendimiento en la lectura y poder disfrutar de ella, tanto en el ámbito laboral o académico como en el personal y de ocio.

Leer adecuadamente ayuda a economizar tiempo de trabajo y de estudio: el buen lector puede leer más y mejor, ser más selectivo al elegir los textos, adquirir un enriquecimiento del vocabulario y mejorar su comprensión y expresión oral y escrita.

Además, se enseña a aplicar distintas velocidades de lectura en función de las exigencias del texto, su dificultad y el medio (prensa, libros, ordenador, ebooks, etc).

Mindfulness ha sido traducida al español en diferentes formas, todas compuestas a falta de una palabra que de con el significado original. Las traducciones más comunes son Atención Plena, Plena Conciencia, Presencia Mental y Presencia Plena/Conciencia Abierta entre otras. Emplearemos la traducción más utilizada en este momento que es “Atención Plena” y, en la generalidad de los casos, directamente el vocablo inglés Mindfulness.

No podríamos vivir sin la capacidad de estar en el presente: es la que nos permite recordar a dónde estamos yendo mientras caminamos, aún cuando durante el trayecto nos hayamos perdido en miles de pensamientos. Sin Mindfulness sería imposible poder observar y reconocer la propia experiencia y vivir en este mundo. Sin embargo, y aunque creemos tener control consciente de nuestra atención, lo que normalmente sucede es que estamos constantemente atendiendo a pensamientos acerca del pasado o del futuro o bien, reconociendo solo una pequeña porción de lo que está sucediendo en el presente: si lo que estoy experimentando me gusta, quiero que continue o si lo que estoy experimentando me desagrada, quiero que desaparezca.

Mindfulness permite reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendoaceptando activamente el fluir de la experiencia tal cual se está dando. Así es que, aunque experimentemos algo desagradable (por cierto algo inevitable en la medida en que estemos vivos), podremos ahorrarnos el sufrimiento añadido de tener que lograr que aquello desagradable desaparezca. Quedarse solo con lo que experimentamos sin agregar nada más es lo que la práctica de mindfulness permite.

La autocompasión es la base de la curación emocional en Mindfulness. Al hacernos conscientes, en el momento presente, de que estamos luchando con sentimientos de inadecuación, desesperación, u otras emociones dolorosas, nos permite responder con amabilidad y comprensión. La autocompasión nos permite gestionar mejor las emociones difíciles (miedo, ira, tristeza, vergüenza y duda), porque se realiza en el espacio de la conciencia amorosa, lo que aporta mayor sosiego y bienestar en nuestra vida cotidiana.

Esta actitud compasiva hacia uno mismo, puede ser aprendida por cualquier persona. Es la práctica de una repetida evocación de buena voluntad para con nosotros mismos, especialmente cuando estamos sufriendo o nos sentimos inapropiados, cultivando así el deseo de que todos los seres vivan felices y libres de sufrimiento.

Tener compasión por uno mismo no es realmente diferente de tener compasión por los demás. Piensa en lo que se siente en una experiencia de compasión. En primer lugar, para tener compasión por los demás, debes notar que están sufriendo. Si no haces caso, por ejemplo, a esa persona sin hogar que está en la calle, no puedes sentir compasión por lo difícil que deber ser su experiencia vital. En segundo lugar, la compasión implica sentirse conmovido por el sufrimiento de los demás para que tu corazón responda a su dolor (la palabra compasión significa literalmente “sufrir con”). Cuando esto ocurre, sientes la calidez, el cuidado, y el deseo de ayudar a la persona que sufre de alguna manera. Tener compasión significa también que ofreces comprensión y bondad hacia los demás cuando fallan o cometen errores, en lugar de juzgarlos con severidad. Por último, cuando sientes compasión por otro (en lugar de la mera lástima), significa que te das cuenta de que el sufrimiento, el fracaso y la imperfección son parte de la experiencia humana compartida.

En este sentido, autocompasión implica actuar de esa misma manera hacia ti mismo cuando estás teniendo un momento difícil, cuando fallas, o notas algo que no te gusta de ti mismo. En lugar de simplemente ignorar el dolor con “cara de póker”, te permites decirte a ti mismo “esto es realmente difícil en este momento, ¿cómo puedo consolarme y cuidar de mí mismo en este momento?”. Es decir, en lugar de ignorarte, o lo que es peor, juzgarte y criticarte sin piedad por tus deficiencias, la autocompasión significa que vas a ser amable y comprensivo cuando te enfrentas a tus errores personales. Después de todo, ¿quién ha dicho que tenías que ser perfecto? Puedes tratar de cambiar aquello que te permita ser más saludable y feliz, pero esto lo haces porque te preocupas por ti mismo, no porque no valgas nada o seas inaceptable.

Tal vez lo más importante al tener compasión por ti mismo sea que honras y aceptas tu humanidad. Las cosas no siempre salen como tú quieres. Te encontrarás con frustraciones, habrá pérdidas, cometerás errores, y te vas a topar con tus limitaciones y la caída de tus ideales. Esta es la condición humana, una realidad compartida por todos nosotros. Cuanto más abres tu corazón a esta realidad en lugar de estar constantemente luchando contra ella, más capaz serás de sentir compasión por ti mismo y todos tus congéneres en la experiencia de la vida.

María Súnico

María Súnico

Estoy especializada en Psicología del Trabajo, Psicología General Sanitaria y Neuropsicología.

Con cada nuevo paciente vuelco mi energía, trabajo, conocimientos y creatividad en diseñar una intervención original y a medida que nos garantice el éxito en los tratamientos.

¿Alguna duda? Escríbeme:

14 + 12 =

Últimos artículos

Día Mundial sin Tabaco

El 31 de mayo es el Día Mundial Sin Tabaco. Si fumas, seguramente en algún momento (o en varios) te has planteado dejarlo, y quizás sólo necesitas un pequeño empujón. Si es así, te animo a seguir leyendo. ¿Por qué fumamos? Si te acuerdas de la primera vez que probaste...

Aprende a deshacerte de los objetos

Si más o menos te convencí en el post anterior para adoptar un estilo de vida minimalista, aquí te doy unas claves (inspiradas en la gurú del orden Marie Kondo) para que empieces con los cambios lo antes posible. ¿Cómo empezar? Lo principal es que descartes todos...

Minimalismo contra la acumulación

¿Te has parado a pensar por qué acumulas cosas? ¿Es porque no sabes realmente las cosas que tienes, y por eso adquieres más? ¿Porque sientes subidón cuando adquieres cosas nuevas? ¿O quizás es porque tienes sentimientos muy negativos cuando piensas en librarte de...

Encuentra más información y consejos psicológicos

Ver Blog