Tener un buen rendimiento en los estudios (desde la primaria hasta las oposiciones) te acerca a lograr tus objetivos a nivel profesional. Si quieres saber algunos trucos para estudiar mejor, ¡sigue leyendo!

Factores a tener en cuenta

Para tener unos buenos resultados, y que el proceso de estudio sea más agradable, es necesario contemplar los siguientes factores:

  • Factores personales: son aquellos que hacen referencia a tu autoestima, tus metas vitales, el nivel de ansiedad que tengas (tanto en general, como a la hora de examinarte), el cansancio, la alimentación, el nivel de actividad física…
  • Factores ambientales: se trata de todo lo que rodea al estudio. El lugar, el ruido, la iluminación, la temperatura…
  • Factores instrumentales, o las técnicas de estudio propiamente dichas.

¿Cómo estudiar mejor?

1. La organización es la clave. Como decía mi profesor de Psicología de la Educación, “hay que tener una cosa para cada tiempo, y un tiempo para cada cosa”. Planifica tu día hora por hora, teniendo en cuenta que debes poder estudiar, comer con tranquilidad, hacer algo de ejercicio físico, descansar (no sólo las horas de sueño de la noche), y tener tiempo para el ocio. Empieza a optimizar tu tiempo, y verás que puedes hacerlo todo.

2. Ve a clase. Es lo que diferencia un aprobado raspado de un notable (o más). Podrás preguntar dudas, ver en qué se hace más hincapié, etc.

3. Descompón cada tarea en pequeños pasos y asigna un tiempo para cada uno de ellos. Si por ejemplo tienes que hacer un trabajo de investigación, separa la búsqueda de bibliografía, la lectura, la redacción, la corrección, etc, para que te resulte menos farragoso. Haz lo mismo cuando estudies.

4. Mejora tus técnicas de estudio. En el Instituto Pascal se ofrecen varios cursos en función de tu nivel y tus necesidades.

5. Estudia siempre en el mismo sitio, preferiblemente a la misma hora, y sin distracciones.

6. Mantén una temperatura y una iluminación adecuadas.

7. Controla tu diálogo interno, ya que puede ser lo que te esté causando ansiedad, o haciéndote sentir mal contigo mismo.

8. Ten claras tus metas, tanto a corto como a medio y largo plazo. Si alguna asignatura te importa bastante poco, o te resulta poco útil, quizás baste con un cinco, así que estudia para esa nota. Sin embargo, si lo que quieres es sacar la mejor nota en el examen, tienes que estudiar con mayor intensidad y profundidad.

9. Deja siempre un día libre de estudio. Entero. Lo que yo solía hacer (y recomiendo ahora) era dejarme libre el domingo, así que cuando el sábado por la tarde terminaba de estudiar, no volvía a tocar un libro hasta el lunes.

10. Prémiate. Por los logros conseguidos. Por haber sobrevivido al tiempo de estudio. Por cumplir con la programación. Por haber hecho el examen. Prémiate, porque es una buena manera de mantenerte motivado, independientemente de tus metas.

En Internet hay millones de artículos (más o menos rigurosos) sobre técnicas de estudio. Sin embargo, si quieres que tu aprendizaje sea significativo, y aprender un método cuya eficacia han probado más de 300.000 personas, echa un vistazo a la web del Instituto Pascal, desde la que se ofertan diferentes convocatorias.

Si lo deseas puedes ayudarme a ayudar a otras personas a estudiar mejor compartiendo este artículo:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+