Muchas personas se preguntan cómo pueden organizarse mejor, pues saben que la organización es  clave para alcanzar sus metas de la forma más eficaz, cómoda y relajada posible. Descubre cómo puedes lograrlo.

Aunque a veces parezca que el universo confabule para fastidiarte la agenda y la programación del día, si sigues los siguientes trucos, ¡seguro que notas la diferencia!

18 consejos para organizarse mejor

 

1 No sólo basta la agenda. Además de la planificación diaria, organiza también la semana y el mes en el que estás. Dedica unos momentos el lunes por la mañana para hacer la planificación de la semana (citas ineludibles, lista de tareas por hacer, etc.), así como otro rato al final del mes para anotar todo a lo que ya te has comprometido para el mes siguiente.

Ten claros tus objetivos vitales. Si no sabes a dónde vas, ¿cómo vas a poder llegar?

3 Descompón lo que tengas que hacer en pequeños pasos ordenados.

Empieza el día haciendo la lista de tareas por hacer, y clasifícalas en función de su urgencia (tienen presión de tiempo) y su importancia (te ayudan a conseguir tus objetivos vitales). En función de eso, haz primero las tareas urgentes e importantes, y las urgentes. Aplaza las importantes no urgentes, y delega (o usa para llenar tiempos muertos) las tareas que no son ni urgentes ni importantes. Anótalas por orden, y con un tiempo aproximado de ejecución en tu agenda o planificador diario.

5 No siempre es posible rellenar toda la planificación mensual, así que empieza anotando las citas que tienes, los viajes, los días que no vas a trabajar o estudiar por el motivo que sea, etc.

6 Déjate un día libre a la semana. El descanso también es necesario para organizarse mejor.

7 Comprométete a cumplir lo que has escrito o programado, ¡no negocies!

8 Si haces todo lo que tenías planificado en un día, date algún capricho. Vale desde una ducha un pelín más larga de la cuenta, hasta algo especial para cenar.

Aprende a decir que no para no invertir tiempo en cosas que no quieres hacer.

10 Ten una cosa para cada momento y un momento para cada cosa. A diario debes tener tiempo para descansar, trabajar, y algo de ocio.

11. Evita la ley de Parkinson asignando un tiempo específico para cada tarea, independientemente de que tenga una fecha tope. O dicho de otra forma, no expandas las tareas hasta los tiempos límite que hayas asignado.

12 Si hay alguna tarea que te cuesta especialmente hacer, pon justo detrás otra que disfrutes mucho. ¡Así no se te hará tan pesada!

13 A la hora de organizarte te en cuenta el tiempo de descanso, el de las comidas (incluyendo la preparación), y el que inviertas en los transportes.

14 Dedica un mínimo de dos horas a la semana al ejercicio físico, y planifícalo. Si lo dejas para cuando tengas tiempo libre, es más difícil que lo hagas.

15 Si tienes que salir a hacer varios recados, hazlo siguiendo una trayectoria circular, así perderás menos tiempo.

16 Aprovecha los tiempos de espera (la cola del banco, antes de una reunión, etc.) para hacer llamadas o contestar mensajes.

17 Gestiona las distracciones: los mensajes o las visitas fugaces a las redes sociales hacen que se disperse tu atención.

18 No pretendas pasar más de 50 minutos realizando la misma tarea: programa descansos de cinco minutos para estirar las piernas, ir al baño, airear la habitación…

Si lo deseas, puedes ayudarme a ayudar a otras personas a organizarse mejor compartiendo este artículo:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+