En este artículo voy a compartir algunos consejos para estimular la creatividad de niños y adultos. La creatividad es una habilidad muy importante para los seres humanos, pues gracias a ella hemos ido resolviendo problemas y generando nuevas posibilidades ante los retos del entorno, y de ahí el interés de muchas personas en intentar estimularla y mejorarla.

¿Qué se necesita para ser creativo?

Para que una persona sea creativa debe cumplir tres premisas básicas:

  • Tener un amplio conocimiento en el área en la que trabaja.
  • Tener capacidad para reestructurar un problema de modo que le permita ver las cosas de otra forma y llegar a una inspiración “súbita”. Esto se llama insight, y suele aparecer tras un tiempo de incubación, ya que se interrumpen formas rígidas de pensamiento; así, se puede reestructurar la visión de la situación y reorganizar las ideas.
  • Flexibilidad.

El ejercicio básico de la creatividad: la lluvia de ideas

La lluvia de ideas (tormenta de ideas, o brainstorming) sirve para separar la creación de ideas de su evaluación, pues esta última suele inhibir la creatividad. El juicio sobre la viabilidad o idoneidad de estas ideas se llevará a cabo una vez que todas estén establecidas.

Las reglas para llevar a cabo una buena tormenta de ideas son:

  • No juzgar las ideas que se proponen.
  • Evitar la “propiedad” de las ideas cuando se trabaje en grupo.
  • Aprovechar las ideas de los demás para proponer otras nuevas.
  • Tener en cuenta las ideas irrealizables, porque pueden llevarnos a otras más viables.

Consejos para estimular la creatividad de los niños

El entorno en que se mueven los niños no suele ser un motor para los procesos creativos, por lo que es responsabilidad de los adultos que los rodean intentar darles alas. Sigue estos sencillos consejos:

  • Déjale jugar como quiera de vez en cuando.
  • Pregúntale si se le ocurre “otra manera” de resolver un determinado problema, o de hacer tareas cotidianas.
  • Premia los intentos de solucionar de forma inusual los problemas, aunque el resultado no sea perfecto.
  • Sírvele de modelo para la solución creativa de problemas, ofreciendo alternativas poco comunes.
  • Enséñale a no juzgar sus propias ideas hasta que se haya quedado sin alternativas para enfrentarse a una situación concreta.

Consejos para estimular la creatividad de los adultos

Como ocurre con la mayor parte de habilidades, la creatividad también se puede entrenar. Toma nota de los siguientes consejos y empieza a aplicarlos en tu vida cotidiana.

  • Copia ideas, o busca fuentes de inspiración. Se dice que la imitación es la forma más sincera de adulación, así que ponla en práctica. ¡Todo el mundo lo hace! ¡Piensa en la influencia de Schopenhauer en Nietzsche, o en todas las referencias que hace Tarantino en sus películas!
  • Rodéate de personas que tengan más talento y sean más creativas que tú, así podrás aprender a pensar como ellas.
  • Haz algún trabajo manual. La creatividad no es sólo pensar, sino que en cierto modo implica ejecución. Dibuja, colorea, recorta, amasa… Ten un hueco en tu área de trabajo donde poder hacerlo cómodamente.
  • Descarta las soluciones obvias, porque ya se le habrán ocurrido a alguien.
  • Aléjate de las redes sociales y del teléfono móvil, porque consumen tu atención y no te dejan centrarte en lo que estás haciendo.
  • Deja de posponer las cosas. Empieza cuanto antes, y ponte fechas límite para las tareas.
  • Evita las modas, y lo que todo el mundo hace. Si quieres ser original y único, sigue tu instinto, tus entrañas, tus gustos.
  • Abúrrete cada cierto tiempo, porque te ayudará a llegar a ese insight del que hablé anteriormente. Tu cerebro dejará de estar dando vueltas a la misma idea, y aparecerá la inspiración.
  • Sé disciplinado. Ten horarios, trabaja por objetivos y créate hábitos. Si se estudian las rutinas de las personas consideradas geniales en sus campos, todas ellas dedican determinadas horas al trabajo, pero también otras a la vida social y al ejercicio físico. Si a ellos les funcionaba, ¿por qué a ti no?
  • Las buenas ideas suelen ser simples, así que si tu solución es demasiado enrevesada, revísala hasta que quede bien depurada.

Si lo deseas, puedes ayudarme a compartir estos consejos para estimular la creatividad: