¿Qué es el sentido del humor?

Desde la Psicología Positiva (la rama que intenta buscar el bienestar y potenciar los puntos fuertes de las personas), Seligman ya definió el humor como una de las principales fortalezas psicológicas. Este mismo autor lo definía como la capacidad para experimentar y/o estimular una reacción específica: la risa, así, pudiendo lograr un estado de ánimo positivo. Así pues, desde la psicología, el humor está definido en función de la conducta que produce: reírse.

¿Para qué sirve el sentido del humor?

Hay muchísimas investigaciones sobre los posibles efectos del humor en la vida de las personas, voy a intentar pasarte una lista con algunos interesantes, con el claro objetivo de intentar convencerte de lo bueno que es reírse:

  • Provoca sensaciones placenteras.
  • Mejora la capacidad respiratoria.
  • Disminuye la tensión arterial.
  • Al liberarse endorfinas, disminuye la sensación de dolor y aumenta la de placer.
  • Mejora la eficacia del sistema inmune.
  • Potencia la eficacia de la fecundación in vitro.
  • Disminuye la sintomatología alérgica.
  • Estimula la creatividad, ya que depende del mismo proceso: el pensamiento divergente.

¿Qué puedes hacer para mejorar tu sentido del humor?

  1. Ve películas o series de humor. Aquí yo recurriría a grandes clásicos, como el cine de los hermanos Marx o de los Monty Python. Es aún mejor si las ves en grupo o con niños, porque la risa es contagiosa.
  2. Sonríe. Por narices. Además de facilitar la comunicación, te sonreirán de vuelta, y se creará un ciclo de buen rollo.
  3. Elige bien las personas con las que compartes tu tiempo. Es normal tener alguna persona en tu vida que parece que lleva un nubarrón encima de la cabeza; no la evites,  pero intenta también relacionarte con gente divertida y que te haga reír.
  4. Deja de seguir en redes sociales cuentas incendiarias que solo comparten información negativa, y empieza a seguir cuentas más edificantes: vídeos graciosos de cachorros, humor blanco, revistas satíricas, ilustradores…
  5. Desdramatiza, y aprende a reírte de las situaciones: busca el lado cómico de las cosas, por muy negativas que sean.

En resumen, elige bien los estímulos que te rodean, y empieza a beneficiarte desde ya de las cosas buenas que el humor blanco puede traer a tu vida.

La mejor fórmula para la salud del individuo está contenida en la expresión matemática de que la salud varía según la risa (Dr. James J. Walsh).

Ayúdame a ayudar a otras personas compartiendo esta publicación.