Superar una ruptura sentimental puede llegar a ser muy difícil; sin embargo, hay ciertos trucos para hacer que este momento sea menos doloroso. ¡Sigue leyendo!

Las fases del duelo tras una ruptura sentimental

Cuando se produce una ruptura amorosa, se atraviesan diferentes etapas con unos estados de ánimo más o menos intensos, que nos recuerdan mucho a las fases del duelo por la pérdida de un ser querido. Estas fases suelen ser:

1. Negación de la pérdida.
2. Enfado, y en el caso de la ruptura de una pareja, la búsqueda de culpables.
3. Negociación: en esta fase puede intentarse solucionar la causa de la ruptura (si es que cabe la posibilidad), o evaluar los pros y contras de la pérdida.
4. Dolor emocional, que suele manifestarse como tristeza y apatía de muy alta intensidad.
5. Aceptación de la ruptura, que no quiere decir que se olvide a la pareja, que se la deje de echar de menos ni nada por el estilo, sino que asimilamos que esa persona ya no forma parte de nuestra vida, y seguimos adelante.

La transición por estas fases no es lineal, sino que se puede ir a saltos, o haber regresiones, por lo que no debes agobiarte si estando en la fase de dolor emocional vuelves al enfado; ni pensar que estás avanzando muy rápido si pasas del enfado a la tristeza en un día. Los duelos llevan su tiempo, y has de permitirte transitar por tus emociones sin exigencias a la hora de superar una ruptura sentimental.

¿Qué puedes hacer para superar una ruptura?

Mi primer consejo sería que te creases una nueva vida, como persona soltera e independiente que eres. ¿Cuántas cosas has dejado de hacer por tener pareja? ¿Con cuántas personas no has quedado para tomar un café? Aprovecha esta nueva fase para:

Buscar apoyo social. Recurre a tus familiares más próximos o a tus amigos de siempre para sentirte arropado.
• Crear nuevas amistades.
Adoptar nuevos hábitos. Levántate un ratito antes y medita, empieza a cuidar tu dieta, haz ejercicio, lee antes de acostarte…
Ponerte nuevas metas que quizás no podías / querías teniendo pareja: aprender bailes de salón, practicar inglés en grupos de intercambio, ir a clases de dibujo…
Trabaja tus relaciones personales. Cuida de tus nuevos amigos, y sobre todo de los antiguos. Come con tu familia. Sé agradable con tus compañeros… Conseguirás que tu día a día sea más fácil, y tener mil cosas que hacer en tu tiempo de ocio.
Aprender a ser independiente. No pretendo hacer una oda a la soledad, pero innegablemente, no tener pareja tiene aspectos muy positivos. Reconquista tu independencia yendo a tomar café a esa terraza que siempre te ha gustado y nunca has tenido ocasión de ir, llama a alguien para ir al cine, compra entradas para ese festival que tan buena pinta tiene… Vive tu vida, cuídate, agasájate con algún capricho. Poco a poco, reconquista tu territorio vital. ¡Hay mil cosas que puedes hacer por ti mismo!

Para superar una ruptura sentimental es clave que tengas cuidado con tu voz interior

Los pensamientos que tenemos acerca de lo que nos ocurre es lo que determina cómo nos sentimos, así que debes prestar especial importancia a lo que te dices para superar una ruptura.

¿Qué pensamientos aparecen en tu cabeza, y te causan dolor? ¿Son del tipo “jamás podré superarlo”, “esto no debería haber pasado”, “no es justo”, “nunca encontraré a nadie que me quiera”, etc.?
¿Hasta qué punto estos pensamientos son ciertos? ¿Qué pruebas tienes? ¿Te resulta útil pensar así?
Empieza a relativizar lo que te dice esta vocecita interior, porque a veces puede fastidiarte mucho más de lo que te ayuda. Lo que te ha pasado es doloroso e incómodo, ¡pero ambos sabemos que puedes superarlo! ¡Dista mucho de ser “terrible”, “fatal” o “insoportable”! De hecho, lo estás soportando, ¿no?
Revisa todos los aspectos en los que ha mejorado tu vida: tienes más tiempo para ti, tardas menos en recoger la casa, puedes quedar más veces con tus amigos, si cenas pizza tres días en semana no pasa nada… Son sólo algunos ejemplos (algunos muy tontos, lo sé) de lo mucho que puede haber cambiado tu vida, y no solo a peor, así que concéntrate en los beneficios que tienes por ser una persona soltera.

A modo de conclusión: quiérete, y cuídate mucho. Tu valía jamás la determinará la persona con la que estés, sino tú mismo. Levanta la cabeza y el ánimo, y ¡reconquista tu vida!

No siempre es fácil superar una ruptura sentimental. Si lo deseas, puedes ayudarme a ayudar a otras personas compartiendo este artículo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+